PLANIFICACION DE EDUCACION SUPERIOR.
Las globalizacion hace que los profesionales tengan mayor capacitacion dia a dia, el mercado es cada vez mas competitivo.
En ese sentido debemos ser capaces de planificar como proveer a nuestros hijos la mejor educacion que podamos pagarles.
Planificar esta etapa en particular no solo es importante, es indispensable.
Plan de Estudios AINSA

Existe una premisa básica, la cual dice que todo padre desea lo mejor para sus hijos, esto pasa por darles la oportunidad de tener la mejor educación tanto escolar como universitaria(siendo ésta la mas importante y significativa); es por ello que siempre decimos:“quiero que mi hijo sea el mejor arquitecto o el mejor odontólogo del mundo”.

Sin embargo, respecto a esta importante y sana  aspiración personal, muchas veces nos tropezamos con la realidad de no poder materializarla por falta de un profesional que nos guíe y nos brinde unaasesoría integral enfocada en crear una estrategia de planificación financiera que nos permita cubrir los costos que implican los estudios universitarios.

Cada carrera universitaria tiene un costo asociado distinto, por ejemplo, la carrera de arquitectura u odontología son más costosas que los estudios en historia o ciencias económicas. Si bien no podemos conocer cuál será la carrera universitaria que seleccione nuestro hijo hasta que tenga entre 16 y 18 años, -rango promedio de inicio de estudios universitarios- y por tal motivo no podemos conocer el costo, es necesario tener fondos acumulados para hacer frente a los estudios universitarios que seleccione.

Aquí podemos considerar tres premisas para planificar la inversión en educación para nuestros hijos:

1)      Estimar rango de costos: Conocer los costos actuales de las matrículas, estimar gastos asociados como materiales o instrumentos en caso de ser necesarios y determinar gastos de manutención o residencia si los estudios se cursan fuera de nuestra zona o en el exterior.

2)      Determinar el plazo de tiempo que disponemos, en ese sentido, si nuestro hijo tiene 2 años de edad, pudiéramos estimar que contamos con 15 años como horizonte temporal de inversión.

3)      Definir la estrategia de inversión: dado el largo plazo que se dispone, estos fondos pueden tolerar mayor riesgo o volatilidad, y debe colocarse en activos con rendimientos que puedan generar rentabilidad por encima de la inflación.

En este orden de ideas, vamos a apoyarnos en el supuesto, del cual podemos sacar unos datos interesantes. Veamos un ejemplo:

  • Si nuestro hijo tiene 2 años de edad y estimamos que iniciará sus estudios a los 18 años una carrera cuyo semestre tenga un costo hipotético actual de U$. 3,000.00 por un período de 4 años. Esto implica que debemos ahorrar aproximadamente por mes  U$ 125.00, tomando en cuenta que contamos con 16 años de planificación para crear un fondo total de U$ 24,000.00
  • Si deseamos bajar este monto, podemos hacer aportes adicionales periódicos, como por ejemplo cuando tengamos un excedente de liquidez (aguinaldo, una bonificación, unas comisiones extras, etc.). Lo cual nos da como resultado en promedio aportes mensuales mas bajos.
  • Ahora bien, tomando las mismas condiciones que el primer caso, pero variando la edad actual de nuestro hijo a 7 años , el resultado será de aportes aproximadamente de U$181.00 cada mes. Una diferencia importante que afecta significativamente el presupuesto familiar.

 

Analizando los ejemplos anteriores –como padres– veremos que los beneficios de comenzar a crear un fondo educativo universitario lo antes posible son inmensos, mientras antes empecemos, nos podremos beneficiar del interés compuesto de las inversiones.

Por otro lado y no menos importante, todas las universidades privadas del mundo hacen un incrementos a sus matriculas y gastos asociados de manera anual entre un 3% y 5 %.

Este incremento es para protegerse de inflación y adicionalmente realizar un reajuste entre la oferta y demanda.

El problema es que muchas familias desconocen esta variable a la hora de proyectar sus expectativas.

Teniendo claro el incremento anual en las universidades y volviendo al ejemplo anterior en el cual el costo actual de una carrera de 4 años ronda los U$ 24,000.00. En los próximos 16 años esa misma carrera costaría en promedio unos U$ 37,392.00 solamente haciendo un ajuste anual del 3%. Esta realidad dejaría a muchas familias fuera del escenario con respecto a las aspiraciones educativas de sus hijos.

Invitamos a que nos consulte como podemos  ayudarle a crear una estructura financiera que le permita realizarse como padre, convirtiendo  esa sana aspiración en un hecho real.

En resumidas cuentas, la idea de este artículo es hacer resaltar la importancia de la creación de un fondo educativo para los estudios universitarios de nuestros hijos. 

Cuanto antes podamos iniciarlo y buscar invertir esos fondos en activos productivos, estaremos garantizando el futuro profesional de nuestros hijos para ofrecerle mayores oportunidades de progreso personal, que permitan a su vez garantizar una sociedad próspera.

 
Copyright 2018 - AINSA GROUP - All Rights Reserved